English
Primavera del 2010
archives

El programa de evaluación de la condición física concientiza sobre la salud

Print   

Un sondeo reciente hecho por The Cleveland Clinic reveló cierta información interesante sobre los estadounidenses. La mayoría cree que su salud es buena y que son los demás quienes tienen problemas de salud. Un 30 por ciento de los encuestados se autocalificaron con nota A en salud personal pero la mayoría de sus médicos los calificaron con nota C o menos.

Conscientes o no, según los informes, dos tercios de los estadounidenses adultos de hoy día son obesos o tienen sobrepeso. El número de niños y adolescentes obesos o con sobrepeso es menor pero igualmente constituye un alarmante 32 porciento.

Para averiguar si su hijo tiene un peso saludable, sobrepeso u obesidad, se deben usar más criterios que la balanza o la vista. De hecho, para averiguar la diferencia hay que medir varios aspectos de la condición física de una persona, y esto es exactamente lo que el Distrito Escolar Independiente de Austin y el estado de Texas están haciendo.

El programa FitnessGram que evalúa la condición física fue creado por The Cooper Institute en 1982 y sirve de instrumento a los distritos escolares de la nación para averiguar la condición física de los alumnos. The Cooper Institute es un líder mundial en la realización de estudios clínicos cuyo objeto es la administración de enfermedades y afecciones crónicas como la obesidad, la hipertensión y la diabetes. El Distrito Escolar Independiente de Austin (AISD) utiliza la evaluación como herramienta para crear consciencia, entre los alumnos y sus familias, de la importancia que tienen el ejercicio y la alimentación saludable.

La capacidad aeróbica, la fuerza muscular, la resistencia muscular, la flexibilidad y la composición física contribuyen a elaborar una puntuación general del alumno. Hay muchas variaciones sanas y esta realidad es bien reconocida por el programa FitnessGram que también toma en cuenta las diferencias de sexo y edad. Esto significa que un jugador de futbol de octavo grado no será evaluado de la misma manera que un jugador de tercer grado. La puntuación de cada uno se compara con los estándares y se hacen sugerencias para su mejora.

FitnessGram en las escuelas de Austin

Como lo requiere la ley del estado, AISD comienza a evaluar a los alumnos en tercer grado y continúa hasta el último año de secundaria. Durante el año escolar 2007-08, se evaluó a más de 45,000 alumnos a través del programa FitnessGram. Según el sitio de AISD (AISD Web site), "la condición física demostró una asociación significativa tanto con el resultado de la evaluación de conocimientos y destrezas (TAKS, Texas Assessment of Knowledge and Skills) como con la asistencia escolar durante el periodo 2007-08. Los alumnos con mejor condición física, con un índice de masa corporal más bajo, en general tienen un puntaje mayor en lectura y lenguaje, en conocimientos y destrezas en matemáticas y ciencias y un mayor récord de asistencia escolar".

Michelle Rusnak, coordinadora de educación física del AISD, ha notado una mejora en las evaluaciones cardiovasculares del distrito pero informa que los índices de masa corporal no han cambiado y que 30 por ciento de los alumnos son obesos. "El AISD usa el programa FitnessGram como herramienta de concientización para que los padres entiendan la importancia de la salud y el estado físico de sus niños y cómo se relacionan estos con su voluntad de aprender", dijo. "Esto no es otra nota de la escuela, sino un informe individual para el alumno."

Los datos de la evaluación FitnessGram son útiles para las enfermeras de las escuelas porque les permiten identificar a los alumnos cuya masa corporal es mayor al 99 por ciento y ayudar con la administración de su caso. Según Sally Freeman, RN, BSN, NCSN, jefa de enfermería escolar en el servicio de salud estudiantil del AISD del Dell Children's Medical, "Muchas veces estos alumnos tienen otros tipos de enfermedades como asma, apnea, alta presión y diabetes tipo 2. La enfermera escolar trabaja con el alumno y su familia brindando educación y recursos para que el niño tenga buen rendimiento en la escuela. Además, la enfermera trabaja con la escuela para modificar las actividades del niño según sea necesario".

Los resultados de todo el distrito pueden ser revisados después de la evaluación. Los programas de educación física de una escuela pueden ser comparados a los de otra escuela o a los de todo el distrito o la comparación puede ser hecha a nivel estatal y nacional. De la misma manera en que los administradores pueden observar los resultados de las evaluaciones de conocimientos y destrezas matemáticas para localizar notas bajas e identificar donde es necesario asignar más recursos, los resultados de FitnessGram pueden ser comparados entre escuelas. Con un simple clic de mouse una escuela puede ver si otra escuela tiene suficientes actividades cardiovasculares para sus alumnos.

Además del programa FitnessGram, el AISD usa el CATCH, estrategia coordinada para la salud infantil ("The Coordinated Approach to Child Health"), un programa de educación en en la sala de clase que enseña a los niños a identificar, practicar y adoptar hábitos alimenticios y actividades físicas saludables. Los chicos aprenden el significado de ¨Adelante, Cuidado, Alto¨ ("Go, Slow and Whoa") y así identifican los alimentos que pueden comer, los que deberían evitar en general y aquellos que deberían cuestionar y evitar.

Combate contra la obesidad infantil

Si bien muchos culpan a los juegos de video por el aumento en obesidad infantil, en verdad existe una combinación de factores que contribuyen al surgimiento de esta epidemia. Los factores causantes de un aumento de peso son la inactividad física y la ingestión de porciones mayores de comida y de alimentos no saludables.

"Ciertos factores personales, factores familiares, factores de amistades, factores de la comunidad, junto con disposiciones gubernamentales y factores del medioambiente, todo contribuye a que el problema sea bastante complicado", declara el Dr. Stephen J. Pont, MD, MPH, director médico del Dell Children's Medical Center, los servicios de salud estudiantil del AISD y del centro para la prevención y tratamiento de la obesidad infantil de Texas (Texas Center for Prevention and Treatment of Childhood Obesity). "Este examen de diagnóstico es muy importante porque si hay dudas o sospechas sobre el significado del resultado o si el niño está en categoría de riesgo, se puede organizar una reunión para discutir los resultados con la enfermera de la escuela, el profesor de educación física que realizó el examen o con el médico del niño".

Los programas nacionales parta incentivar la actividad física de los niños no son nada nuevos. El consejo presidencial para la educación física y los deportes (President's Council on Physical Fitness and Sports) existe desde la presidencia de Dwight D. Eisenhower en la década de los 50. Ya sea el consejo presidencial, el consejo municipal (The Mayor's Fitness Council), o el nuevo programa de la primera dama Michelle Obama llamado ¨A moverse¨, (Let's Move), mucha gente trabaja arduamente para erradicar la obesidad infantil.

Igual que el programa FitnessGram, la primera dama trata de alentar a los médicos y otros que brindan atención médica a incluir las evaluaciones de índice de masa corporal en los controles médicos de rutina, para dar guía en la disminución de dicho índice si el resultado es alto. Uno de los beneficios del programa FitnessGram, comparado con otros programas, es su capacidad de evaluación precisa teniendo en cuenta las diferencias de edad y sexo. La entidad caritativa del NFL (National Football League), se ha asociado recientemente con el programa FitnessGram para crear el programa Play60 para combatir la obesidad infantil. Se trata de que los niños hagan un esfuerzo para realizar 60 minutos de actividad física por día, ya sea en la escuela, después de las clases o en programas deportivos.

Los niños obesos enfrentan desafíos más serios que las bromas de sus pares ya que los problemas cardiovasculares, la diabetes, alta presión, alto colesterol y otros problemas de salud, los esperan a la larga. Si sus estilos de vida no son corregidos mientras son niños, estos chicos corren el riesgo de tener una expectativa de vida más corta que la de sus padres. Cuanto antes se intervenga para estimular buenos hábitos alimenticios y de actividades físicas, mejor serán los resultados. De los datos extraídos de Texas en 2008, se descubrió que la condición física de los alumnos disminuye con la edad, de tal manera que los chicos de la escuela secundaria son los que cardiovascularmente tienen una menor condición física. Menos del 9 por ciento de los chicos del último año de secundaria se encuentra dentro de las normas saludables en las seis evaluaciones.

Si bien es fácil ver el aumento de peso con el tiempo cuando uno mira fotografías, la mayoría de las enfermedades asociadas con la obesidad son asesinos silenciosos. Nadie puede sentir una elevación de su colesterol. "La obesidad es un proceso tan lento", explica el Dr. Pont, "no es un gran cambio, como si un día usted estuviera saludable y el próximo tuviera fiebre y escalofríos. Usted se mira al espejo todos los días y se va acostumbrando a su apariencia, luego ve una foto vieja y se da cuenta de que ha aumentado algunos kilos".

Por eso es que la evaluación es tan importante. La clave para la buena salud es conocer las cifras y mantenerlas controladas.

Servicios de salud estudiantil del AISD y el Dell Children's Medical Center
(Dell Children's/AISD Student Health Services)

La colaboración única entre el AISD y los hospitales de Seton Family of Hospitals permite que más de 130 enfermeros registrados y asistentes sanitarios escolares brinden atención a más de 82,000 alumnos en 112 escuelas. Este programa modelo, el primero de este tipo en los Estados Unidos, ha sido reconocido a nivel nacional por la fundación Robert Wood Johnson.

Stephen J. Pont, MD, MPH, FAAP
Director médico del programa de obesidad pediátrica del Dell Children's Medical Center
Director médico del servicio de salud estudiantil del AISD y del Dell Children's Medical Center
Profesor adjunto de pediatría
Facultad de medicina del University of Texas Southwestern Medical School, Austin
Departamento de publicidad, The University of Texas, Austin
Dell Children's Medical Center de Central Texas

image
goodhealth.com


Buena salud para los niños es una publicación de Dell Children's Medical Center of Central Texas.