Primavera del 2012
English   |   Archives    

¿Es un medicamento o un dulce?

Print   

Muchos niños no sabrán distinguir entre un dulce y un comprimido (pastilla) de alegres colores. Además, hay elementos nocivos como vitaminas, medicamentos y bayas (berries) con aspecto tan apetitoso que dan ganas de comérselas. Aquí describimos algunas maneras de proteger a su familia de sustancias potencialmente peligrosas.

Es cuestión de Segundos

Todo padre o persona a cargo de un menor de edad sabe que los accidentes en los niños pueden ocurrir en un instante. Por eso es tan importante mantener medicamentos u otras sustancias potencialmente peligrosas bajo llave, fuera de la vista y del alcance de los niños.

Los envases a prueba de niños han contribuido a reducir el número de niños que cada año sufren daños por ingerir medicamentos. No obstante, los centros de toxicología atienden más de 2 millones de incidentes cada año. Eso equivale a uno cada 13 segundos. Casi la mitad involucra a niños de 5 años o menos a quienes les gusta treparse, explorar o llevarse a la boca cosas que les llaman la atención. Otros envenenamientos ocurren por gases tóxicos o por sustancias químicas de uso común en el hogar.

Hogar Seguro

Según Safe Kids USA, de cada 10 casos de exposición a sustancias tóxicas, aproximadamente nueve ocurren en el hogar. Productos que usted ni sospecha que pueden ser peligrosos, como cosméticos o artículos de cuidado personal como el aceite de baño, pueden ser nocivos al ser ingeridos.

Arrodíllese y mire las cosas desde la perspectiva de su hijo. Fíjese qué hay dentro de los cajones y gabinetes bajos. Quite del alcance todos los objetos peligrosos, incluyendo productos de limpieza del hogar, o coloque cerraduras de seguridad a prueba de niños.

Consejos para la Seguridad:

  • Mantenga medicamentos y otras sustancias potencialmente peligrosas como vitaminas, gotas para los ojos, perfume y productos de limpieza del hogar (ver lista adicional que aparece más abajo), fuera del alcance y de la vista de los niños. Si a usted le resulta fácil encontrarlos, también sus hijos pueden alcanzarlos.
  • Siempre lea las etiquetas de los medicamentos y asegúrese de entender bien y revisar las marcas en las tazas y cucharas medidoras y dosificadores. Los niños pueden enfermarse gravemente e incluso morir si ingieren un medicamento equivocado o una dosis de adulto.
  • Asegúrese que todos los medicamentos tengan tapas de seguridad a prueba de niños y que estén completamente cerrados luego de usarlos.
  • No use productos muy fuertes como destapadores de tuberías o limpia-hornos cuando estén cerca sus hijos. Espere hasta que los niños estén durmiendo la siesta o estén fuera de la casa.
  • Nunca guarde productos químicos o de otro tipo en envases que no sean los originales. Algunas personas los transvasan a botellas de refrescos u otros envases que les llama la atención a los niños, pero esto puede traer consecuencias mortales.
  • Enseñe a sus hijos que nunca deben meterse en la boca cosas que no saben que son.
  • Nunca dé a sus hijos sorbitos de bebidas alcohólicas ni deje cócteles u otras bebidas alcohólicas afuera y al alcance de los niños.
  • Cuando van de visita a la casa de amigos o parientes, no pierda de vista a sus hijos. Los abuelos pueden no tener envases de seguridad a prueba de niños o pueden dejar medicamentos sobre mesas de noche, gabinetes de cocina o dentro de bolsos. Los niños pueden pensar que un porta píldoras semanal es un juguete.

Al aire libre

  • Vigile a los niños todo el tiempo mientras juegan.
  • No guarde pesticidas o herbicidas en lugares al alcance de los niños.
  • Asegúrese que sustancias como el líquido para encender carbón, los diluyentes de pintura y otros químicos tóxicos estén bien fuera del alcance de los niños.
  • Guarde los productos químicos para la piscina en sus envases originales a prueba de niños.
  • Enséñele a sus niños que nunca deben de meterse a la boca partes de una planta  – bayas, flores, etc.
  • Conozca qué aspecto tienen el roble venenoso, la hiedra venenosa y el zumaque venenoso y mantenga a sus hijos alejados de ellos.

Cómo Obtener Ayuda

Coloque el número del centro de toxicología 1 (800) 222-1222, en un lugar céntrico de la casa y bien a la vista, cerca del teléfono. Si llama, su llamada será transferida al centro toxicológico más cercano.

Guarde el número en su teléfono celular y asegúrese que todas las personas a cargo del cuidado de sus hijos sepan cómo llamar al centro toxicológico si sus hijos entran en contacto con cualquier sustancia peligrosa.

Productos peligrosos

Nunca permita que sus hijos entren en contacto con estas sustancias*:

  • Analgésicos como acetaminofén (paracetamol)  o ibuprofeno
  • Alcohol (puede estar presente en bebidas, lociones para después de afeitarse, enjuagues bucales y perfumes)
  • Anticongelante
  • Medicamentos  para el corazón y la presión arterial
  • Limpiadores con químicos tales como limpia inodoros y limpia-hornos, detergentes de lavavajillas (dishwashers), esmalte base para uñas, soluciones para permanentes y depilatorias.
  • Colirios y spray nasales
  • Hidrocarburos a menudo presentes en aceite para bebé y de baño, aceite para lámparas, desmaquilladores, lustramuebles, gasolina, líquido para encendedores, aguarrás y querosén
  • Suplementos de hierro o vitaminas para adultos con hierro
  • Medicamentos orales para diabéticos
  • Antidepresivos
  • Pesticidas incluyendo herbicidas e insecticidas para exteriores  y repelentes e insecticidas para interiores
  • Analgésicos narcóticos como codeína
  • Anestésicos tópicos como crema de primeros auxilios o para quemaduras de sol

*Fuente: Parents magazine

Semana Nacional de Prevención de la Intoxicación y el Envenenamiento

La Semana Nacional de Prevención del Envenenamiento se celebra todos los años en la tercera semana de marzo; este año es del 18 al 24 de marzo de 24 del 2012. El objetivo de esta semana es destacar los peligros de las intoxicaciones y cómo prevenirlos. Para más información, visite www.poisonprevention.org.

Recursos:

Candy or Medicine?
goodhealth.com


Buena salud para los niños es una publicación de Dell Children's Medical Center of Central Texas.