Verano del 2013
English   |   Archives    

Es silencioso, sucede rápido y es 100% prevenible

Print   

Es nuevamente esa época del año en Texas Central cuando las temperaturas se mantienen a 100 grados o más y lo único que podemos hacer para refrescarnos es entrar un poco al agua. Ya sea en una alberca particular, en una de las muchas piscinas municipales de la ciudad o en el lago, el agua es una excelente manera de combatir el calor, pero en el verano es también cuando los niños son más propensos a ahogarse.

La muerte por ahogo es la principal causa de mortalidad accidental en niños entre uno y cuatro años y la tercera causa de muerte para todos los niños. En 2012, hubo 74 muertes por ahogos en niños en Texas. El año pasado, en la zona Central de Texas, 43 niños murieron o casi murieron ahogados.

Contrariamente a lo que vemos en las películas o en la televisión, el ahogo es un evento silencioso. Los niños raramente gritan, llaman o salpican pidiendo ayuda, sino que más bien se escurren silenciosamente debajo del agua, incluso con adultos y salvavidas presentes. Muchos de los niños que se ahogan están fuera de la vista del adulto o perdidos por menos de cinco minutos y a menudo se ahogan en presencia de uno o ambos padres. El hecho es que un niño puede ahogarse en apenas dos minutos, y sin tratamiento adecuado, sufrirá un daño cerebral permanente pasados los cuatro a seis minutos. Nadie está "a prueba de ahogo”, independientemente del nivel de destreza para nadar.

¿Qué puede hacer un padre? Considere que la seguridad en el agua requiere varios niveles de protección, incluyendo: barreras físicas con vallas y alarmas; supervisión activa; educación y desarrollo de destreza en el agua con clases de natación; y técnicas de rescate adecuado y entrenamiento en CPR.

Aprender a nadar

Las clases formales de natación pueden reducir el riesgo de muerte por ahogo tanto como el 88 por ciento en los niños pequeños. Tome clases de natación con su hijo si usted mismo no sabe nadar. Consulte en la oficina local de recreación o en el YMCA para encontrar clases de natación en su área. Y recuerde, incluso los nadadores adultos experimentados nunca deben nadar solos.

Supervisión

La forma más efectiva para prevenir el ahogo es “el control al toque". Esto significa que un adulto está siempre a distancia de un brazo del niño que está en el agua o cerca del agua. Durante una fiesta o cuando hay múltiples familias con niños en una piscina, es importante nombrar a un adulto "observador" cuya responsabilidad es supervisar las actividades de la piscina y mirar a los niños que están en el agua. Nunca asuma que un montón de adultos en la piscina equivale a un montón de supervisión. La gente baja la guardia pensando que algún otro está prestando atención. Mediante la asignación de una sola persona para cuidar a los niños, puede asegurarse que sus hijos estén a salvo.

Instale barreras múltiples

Vallas o cercas alrededor de la piscina, puertas con cierre automático y auto bloqueo y alarmas de puerta deben utilizarse en todas las áreas que llevan a piscinas y jacuzzis. Mantenga un teléfono junto a la piscina y llame al 911 en una emergencia. Mantenga el área de la piscina libre y sin juguetes y otros artículos que puedan atraer la atención de un niño sin supervisión.

Acercarse, lanzar flotador, no tirarse

Si ve a un niño ahogándose en una piscina o un lago, nunca se tire al rescate. La víctima con pánico probablemente hundirá al rescatador junto con ella. En cambio, lance un dispositivo de flotación aprobado por la guardia costera o utilice un palo para acercarse a la persona, pero nunca se tire al agua para salvarla.

Aprenda RCP

Una intervención oportuna y eficaz con resuscitación cardiopulmonar (RCP) puede aumentar la probabilidad de supervivencia de un niño que se ha ahogado. Recuerde actualizar sus conocimientos de RCP anualmente y renovar su certificado cada dos años.

Cualquiera de estos niveles de prevención solo puede no ser suficiente, pero con todos ellos en práctica, podemos estar más seguros para zambullirnos en la diversión del verano y evitar el calor de forma segura.

It’s Silent, Happens Quickly and Is 100% Preventable
goodhealth.com


Buena salud para los niños es una publicación de Dell Children's Medical Center of Central Texas.