Invierno 2012-13
English   |   Archives    

Elija platos coloridos

Print   

Por el Dr. Stephen Pont, MPH, FAAP

¿Por qué son tan maravillosas las frutas y verduras? Bien, ante todo porque están llenas de vitaminas y minerales. La mayoría son buenas fuentes de fibra, y por lo general se puede comer grandes cantidades sin cargarse un montón de calorías.

Si usted tiene niños pequeños o bebés, la mejor forma de incentivarlos a comer verduras es empezar a dárselas desde temprano y comerlas usted mismo. (Incluso los adolescentes copian lo que hacen los adultos y tienen más probabilidades de adquirir un comportamiento alimenticio saludable si tienen un buen modelo a seguir).

La aceptación de nuevos sabores a menudo toma muchos intentos, por eso algunos niños necesitan probar una comida nueva de 10 a 15 veces antes de poder afirmar que realmente algún alimento no les gusta. Además, el paladar de los niños cambia con el tiempo, y lo que no les gusta ahora puede gustarles en el futuro, especialmente si se prepara de manera diferente.

A veces preparar verduras o frutas puede llevar tiempo, y cuando uno está cansado parece mucho más trabajo. Una manera de evitar esto es preparar las verduras y frutas cuando se tiene energía y así dejarlas listas para comer. Debemos buscar un momento durante el día o la semana cuando estamos más motivados para lavar y cortar verduras. De esa manera, cuando usted o sus hijos sientan hambre, tendrán verduras ya preparadas y listas para comer. Es también una buena idea colocar fruta en un bol sobre una mesa o mesada de fácil acceso para que los niños se sirvan cuando lo necesiten.

Los vegetales y frutas enlatados y congelados también pueden ser muy saludables y todavía conservan sus vitaminas y minerales. Sólo asegúrese de que no les haya agregado azúcar o sal. Además, son generalmente menos costosos y duran mucho más tiempo que los productos frescos.

Cuando coma en un restaurante, trate de comer vegetales de varios colores en lugar de arroz o papas y verá cuánto mejor se siente después de la comida. ¿Qué tal unas rodajas de manzana en lugar de papas fritas en McDonalds?

Si tiene una licuadora, también puede agregar verduras a muchas salsas y sopas sin que los niños lo noten. Puede considerar esto como "buena nutrición enmascarada". Los aderezos de aerosol son otra forma de agregar sabor a las verduras y ensaladas sin añadir tantas calorías.

Los niños suelen preferir las frutas a las verduras porque son más dulces, pero si usted prueba la gran variedad de verduras de que se dispone, seguramente encontrará verduras que todos disfrutarán.

El Dr. Stephen Pont es pediatra generalista y es director del Centro médico de Texas para la prevención y el tratamiento de la obesidad infantil en el Centro de atención terciaria para la gestión de peso infantil de Dell Children's Medical Center. También se desempeña como director médico del servicio de salud estudiantil del Distrito Escolar Independiente de Austin.

Twitter  Siga al Dr. Pont en Twitter: @DrStephenPont

Choose a Colorful Plate
goodhealth.com


Buena salud para los niños es una publicación de Dell Children's Medical Center of Central Texas.